Este hecho sucedio en Buenos Aires, Argentina. Cuando un anciano tomó fotografías a una joven sin su consentimiento y pese a la insistencia de los pasajeros el hombre se negó a borrarlas, ocasionando una ola de desprecio e indignación en las redes sociales.

La mujer de nombre Yanina Sofía Scavone fue quien se percató de la desagradable situación y decidió capturarlo todo en vídeo, alcanzando rápidamente miles de reproducciones en las redes. En la grabación podemos ver a la valiente Sofía alzando la voz para reclamar al hombre su cobarde proceder.

Pese a que la mayoria de los pasajeros se unieron para que el hombre borrara las fotografías, él simplemente se mantuvo pasivo e incluso lucía indignado por la reacción de las personas, ya que el lo tomaba como un chiste.

Ya que el anciano se negaba a eliminar las fotografías, los pasajeros solicitaron que detuvieran el tren para realizar la denuncia pertinente. Debido a esta petición, él prefirió borrar las imágenes a la vista de todos para evitar bajarse del tren y perder así una hora de su tiempo.

El anciano lentamente eliminó cada una de las fotografías, argumentando que no sabía cómo utilizar el teléfono por lo que buscó ayuda en otra mujer que se encontraba sentada a su lado.

Todos los que se encontraban presentes se indignaron por el comentario del hombre y es que, sin importar cómo vista, nada justifica las fotos que le hizo a la chica sin permiso. Por ello, el oficial tomó al hombre del brazo y trató de levantarlo del asiento para bajarlo.

En el lugar llegaron más personas para intentar convencer al anciano de abandonar el tren, pero nada lograba persuadirlo. Como último intento, el anciano fingió desmayarse y sufrir un infarto. Claro el hombre fue muy mal actor que todos se dieron cuenta que fue un intento de engaño.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *